El Taller Protegido le pide a Kicillof mejoras laborales para sus trabajadores

Written by on 8 noviembre, 2020

La presidenta de la asociación civil Taller Protegido Tandil e integrante de la red nacional de talleres, Lourdes Martínez, impulsa una campaña virtual en la que se le solicita al gobernador bonaerense que la provincia de Buenos Aires “adhiera a la Ley Nacional 26816, Régimen Federal de Empleo Protegido” para darle a los trabajadores de esos espacios “a un porcentaje de salario mínimo vital y móvil; obra social; aportes para una jubilación y vacaciones”.

Además, solicitan que “que se incremente el monto de las becas a los Talleres Protegidos para mitigar el quiebre de las instituciones en el corto plazo” y el acceso a los trabajadores y las trabajadoras con discapacidad al beneficio de la Tarjeta Alimentar.

Por último, le piden al gobernador la bancarización del personal. “Las personas con discapacidad, para poder cobrar los 1300 pesos deben acercarse de forma personal a las entidades bancarias”, explicó Lourdes. “Por eso solicitamos que agilice, ante el presidente del Banco Provincia, la bancarización de todas las personas con discapacidad que concurren a los talleres protegidos de la Provincia de Buenos Aires”.

En la Provincia de Buenos Aires está la mayor cantidad de talleres protegidos. “Somos más de 20 y hay muchos que piensan cerrar en enero porque las instituciones ya no son sustentables”, explicó la tandilense.

“Cada taller tiene un convenio con el Ministerio de Desarrollo a partir del cual se les otorgan becas a los talleres y recursos a los trabajadores. Las becas corresponden a la cantidad de trabajadores con discapacidad que tiene cada institución. Para cumplir con un sueldo en blanco de una administrativa, necesito 68 personas con discapacidad en la institución. En Tandil que tenemos 66 ya venimos perdiendo. Hay que hacer un esfuerzo para cumplir con las obligaciones. Los recursos que reciben los trabajadores por el programa de Talleres Protegidos, por 8 horas de trabajo y todo eso, es de 1300 pesos por mes”, indicó.

“Convengamos que la famosa Ley de Cupo de Personas con Discapacidad no se cumple en la mayoría de los municipios de la Provincia. Las empresas tampoco acostumbran a contratar gente con discapacidad. Entonces allí están los talleres protegidos. No dan un trabajo dignificante en lo económico, pero en lo social sí. La satisfacción de ir a trabajar todos los días, que les compren una planta, estar atendiendo un local o compactar un plástico sabiendo que ayudan al medioambiente”, añadió.

“Yo no estoy en contra de este Gobierno. Venimos reclamando hace años, pero ahora la pandemia nos da estas herramientas para llegar con otros medios. Si el gobernador adhiriera a la Ley Nacional, nos daría más apoyo”, asegura Martínez.

Tranquilidad

“Cuando salgo a hablar de estos temas, quiero dejar tranquila a la gente de Tandil. Nuestro taller no está cómodo, pero llega siempre a fin de mes con sus obligaciones de sueldos y servicios gracias a la comunidad hermosa que tenemos, que nos sigue comprando, que sigue acercando el plástico y el cartón y siempre nos acompaña”, resaltó Martínez.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



[There are no radio stations in the database]